Jurídico UCSP

Este blog está dirigido tanto a estudiantes como a personas que tengan interés en temas de Derecho; tiene como fin proporcionar algunas investigaciones y artículos de las diferentes áreas del Derecho.

Name:
Location: Arequipa, Peru

Mi nombre es Ana Lily pero mis amigos me llaman Ly, tengo 19 años, soy estudiante de Derecho.

Monday, November 06, 2006

PRINCIPIO “IN DUBIO PRO REO” – LA DUDA FAVORECE AL REO




Este es un principio de Derecho Penal regulado en el inc. 11 del artículo 139º de la Constitución de 1993, de esta forma: “La aplicación de la ley más favorable al procesado en caso de duda o de conflicto entre leyes penales”. Sobre este principio el distinguido maestro universitario Dr. Florencio Mixán Mass sostiene que “es incuestionable que este principio es un corolario del principio madre que es el de la ‘presunción de inocencia’.” Y agrega “el valor cognoscitivo jurídico de la duda en el proceso penal radica en que no se ha logrado establecer fidedignamente ni la verdad ni el error respecto de la culpabilidad del procesado a causa de la insuficiencia de los elementos probatorios; en cuanto a su efecto, que viene a ser la absolución del procesado, se parece a la inocencia probada; pero, en cuanto a su fundamento, difiere totalmente, por cuanto en la duda no se ha probado plenamente la inocencia pero tampoco, fehacientemente la culpabilidad. La duda resulta, a nuestro juicio, del hecho de que el juzgador ha logrado solamente el grado probable del conocimiento respecto de la culpabilidad del procesado, de modo que la trayectoria del conocimiento hacia la verdad objetiva tiene mucho todavía de error como de verdad, por lo tanto, resulta riesgoso condenar a alguien sin haber establecido nítidamente que es el culpable; entonces, en aras a evitar el riesgo de resultar condenado un inocente, se ha optado porque en tal circunstancia el procesado sea absuelto”.[1]

El In dubio pro reo se consagra en el artículo 139.11 de la Constitución: “Son principios y derechos de la función jurisdiccional: La aplicación de la ley más favorable al procesado en caso de duda o de conflicto de leyes penales”. Así, después de llevar a cabo una práctica probatoria ajustada a los patrones judiciales de verosimilitud y responsabilidad, el juzgador puede abrigar la duda en torno a qué ley debe ser la aplicable; debiendo decantare por la menos aflictiva al procesado. Pero cabe también que la duda del juez no sea de índole normativa, sino sobre los hechos que sustentan la imputación. En este caso el juez debe aceptar sólo aquellos hechos que hayan quedado debidamente comprobados en el proceso penal.
[2]

Jiménez de Asúa dice que este principio “se refiere a la prueba, es decir, que en caso de que los hechos no aparezcan suficientemente probados y haya duda entre ellos, los tribunales deben decidirse por favorecer al reo”.

Ricardo Núñez por su parte dice que “procesalmente la regla –in dubio pro reo- significa que cuando el juez encuentre su ánimo suspendido sobre si concurren todos los presupuestos de hecho que justifican la aplicación de la pena o alguno de ellos, debe abstenerse de castigar”.
[3]



[1] MIXÁN MASS, Florencio. “El Juicio Oral”. Segunda Edición Gráfica “El Liberal” Trujillo 1978. Pág. 23
[2] MEINI MÉNDEZ, Iván. La Constitución Comentada. Tomo I. Gaceta Jurídica Primera Edición. Diciembre 2005. Pág. 288

[3] EZAINE CHÁVEZ, Amado. Diccionario de Derecho Penal. Ediciones Jurídicas Lambayecanas Sétima Edición. 1989. Pág. 230

0 Comments:

Post a Comment

<< Home